La pasarela de las Niñas.

 
A plena luz del día decenas de jovencitas, todas menores de edad, deambulan por la zona de la merced. Muestran sus encantos en busca de clientes deseosos, vigiladas siempre por los amenazantes y agresivos Chulos.

Allí están ellas, a plena luz del día, estimulando en las mentes imágenes de cuerpos y pieles que por unos pesos se fusionan durante unos minutos en la intimidad de un oscuro cuartucho de hotel de paso de la zona. Ahí están, a media tarde, a la vista libidinosa de cualquiera que se atreva a deambular entre la marabunta humana que se arrastra de un lado a otro en los alrededores de esa peligrosa tierra de Chineros, Carteristas y Padrotes de La Merced.

Ahí están, con sus cuerpos juveniles, algunos púberes aun, portando vestimentas sugestivas. Como la de ella, la que mas miradas lascivas atrae, la guapa trigueña de sonrisa infantil ataviada de colegiala: unas largas medias blancas ciñen sus fuertes muslos, una minifalda a cuadros rojinegros

– Mínimo pedazo de tela -  Exhibe a la menor caravana unas pirricas braguitas blancas.

Ahí esta ella, contoneándose sensualmente al andar, la colegiala, la que sin palabras imanta a sus pretensos, la que los hechiza con la simple insinuación de su ombligo, ese hoyito tentador que exhibe gracias al espacio libre que una pequeña blusa blanca amarrada por las puntas ha dejado a la altura de su vientre plano.

Ahí esta ella, ahí están todas, recargadas en las aceras alambradas de la Avenida circunvalación, en la zona central de la Ciudad de México. Con sus maquillajes excesivos, algunas demacradas prematuramente, sentadas con poses sexys en las jardineras, todo el tiempo con la inocultable tristeza incrustada en sus miradas.        

Ahí están, frágiles muñecas de trapo con estremecedores ojos de melancolía, Ahí están, pequeñas bailarinas del talón con rostros tatuados por muecas lastimosas  que nunca llegan a sonrisas. Ahí están todas ellas  – morenas, aceitunadas, falsas rubias, bajitas, altas, flacas, gordas, esculturales -, ofreciéndose a todos cada tarde. Ahí están las “niñas putas”, como les dice un procaz policía quien, desde su patrulla, las mira hacer sus rondines en la banqueta.

Es el desfile diurno de los cuerpos de ellas, de las sexoservidoras infantiles que levitan por las calles en búsqueda de clientes deseosos, vigiladas por los amenazantes y agresivos chulos que las esquilman día a día.

-Oye, ¿puedes dejar trabajar en paz a las señoritas? No dan entrevistas. ¿Qué andas anotando en ahí? ¡Mejor llégale de una vez carnal, por tu propio bien! –irrumpe un cuarentón de mas de 1.80 mts de estatura y de panza cervecera. Se acercan más hombres. Me voy,  las niñas-mujer del amor ficticio se quedan allí, en su obligada pasarela.

 Continúa como un trabajo no reconocido, peligroso violento, quizá el más despreciado pues llega a prestarse a explotación y esclavismo. A el recurren por necesidad y placer, personas de todos los niveles gustos e ideologías. Conocido como el oficio más antiguo del mundo, la prostitucion ha estado presente desde las más remotas culturas y a partir del cristianismo se le concibe como un mal necesario.

A pesar de los intentos, la prostitucion tampoco se ha podido meter a un orden jurídico, ya no se diga para su abolición o prohibición sino que ni siquiera para su reglamentación es una actividad que continua aumentando una lista interminable de quienes por necesidad económica, por gusto o por ambas, se dedican a ella.

Un lado de esta moneda, es “Daniela”, nacida en Guadalajara Jalisco, estudiante de derecho en una universidad privada y que se prostituye para pagar sus estudios y darse sus lujos, acepta que para pagar sus estudios se prostituye en una casa de citas donde hay flexibilidad en el horario lo que le permite cumplir sus obligaciones escolares ya que para ella es importante prepararse.

Comenta:- “La paga es buena, me da para vivir tranquilamente con ciertos lujos que siempre quise, aunque no sufrí de carencias, pero hay cosas que no podía tener en mi casa, donde somos seis hermanos”, habla tranquila y sin remordimientos, ni prejuicios aunque se niega a decir a que se dedican sus padres, quienes no conocen aun la doble vida que lleva.

Su objetivo principal en la vida, no es ser abogada, sino estrella de cine porno, pues asegura que la prostitucion la ejerce no solo por lograr beneficios económicos que obtiene, sino porque le encanta el sexo. Vestida a la moda, con maquillaje discreto, sonríe repite y que le encanta tener relaciones Sexuales, que no es diferente a otra, que es sincera porque lo reconoce abiertamente y si por ese gusto le pagan no ve inconveniente en explotar su cuerpo mientras sea joven.

La otra cara de la moneda…

Lleva un humilde bolso negro, se niega rotundamente a das su nombre, si quiera “ el de batalla”; saca 2 pesos y se los entrega a uno de los “Vívales” que recorre parte de la avenida circunvalación pidiendo ayuda para “su niña blanca” que lleva en brazos y que no es otra cosa mas que la imagen de la Santa Muerte que explota para poder sobrevivir en las calles de la ciudad, “ella” comenta que comenzó prostituirse desde hace poco mas de un año al ser abandonada por su ex esposo, cuenta con solo el cuarto año de primaria, tiene 3 hijos que mantener, y se canso de los malos tratos y sueldos raquíticos que obtenía como empleada domestica.

Por eso tomo la decisión de salir a prostituirse, aunque contrario al sentimiento de “Daniela” a esta mujer si le avergüenza su trabajo. Parca, de pocas palabras, desconfiada y a la defensiva, narra parte de su historia, mientras se unta en las manos y parte de su cuerpo una espuma para “atraer el dinero” que le compartió el dueño de la imagen de la santa muerte, a cambio de los 2 pesos que le entrego; asi se pierde entre las demás prostitutas para continuar sacando dinero.

Originaria de guerrero, no oculta su porte Costeño, morena de cabello rizado y corto, confiesa que tiene 48 años aunque pareciera ser mas joven. Ha mantenido, dice, su cuerpo porque en su tierra hacia mucho ejercicio, que ha abandonado por falta de tiempo pues trabaja en las calles de 8 a 6 de la tarde o 7 de la noche. A toda respuesta antepone un porque agresivo, confesando que por ser prostituta la gente la arremete, señala y discrimina.

Es un oficio al que tampoco ella se acostumbra y le cuesta trabajo estar parada bajo un poste a la espera de un cliente al que cobra 140 pesos incluido el cuarto de hotel por un servicio de aproximadamente media hora. La costeña acepta que nunca trabajo y al decidir vivir en México por la mala situación económica en su pueblo, su esposo encontró otra mujer y la abandono junto con sus 2 hijas y un hijo, motivo por el que tuvo que salir a las calles para sacar adelante a su familia.

“ a mi no me van a poder contar que hay muchos trabajos para poder sacar adelante a los hijos sin tener que ser prostituta, yo busque por todas partes y nadie me dio trabajo, solo encontré como sirvienta y me pagaban una miseria, además de tratarme mal” dice, su actitud era recia de defensa se endurece al comentar que sus hijos no saben a que se dedica. Su hija la mayor estudia preparatoria y los otros 2 están en secundaria; los tres becados por sus buenas calificaciones.

Su meta es que sus hijos sean profesionistas para poder dejar las calles, donde si le va bien gana entre 300 y 500 pesos diarios, aunque muchas veces se va a casa sin un peso. De su ex pareja se limita a decir “que se pudra, desapareció y no lo queremos volver a ver”

Las causas de la prostitucion son complejas y ahí confluyen factores Psicológicos, Sociales y Económicos, como abandono carencias afectivas, conflictos familiares, maltrato, violaciones y consumo de drogas, desempleo decepciones amorosas, embarazos no aceptados, baja autoestima, ignorancia entre otros.

La prostitucion se produce a distintos niveles. En el alto, se utiliza la tecnología para publicitarse a través del Internet de manera abierta o disfrazada y la ejercida directamente en prostíbulos, casas de citas o en las calles. En cada caso sirve para una clase social determinada y tiene variantes en cuanto a trato, precio, tiempo y condición sanitaria.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s